jueves, 4 de junio de 2020

"VENEZUELA MOSTRO LA FARZA QUE SIEMPRE FUE GUAIDO" ENTREVISTA CON GLEISI HOFFMANN

"Venezuela mostró la farsa que siempre fue Guaidó" Entrevista con Gleisi Hoffmann
Por: Juan Manuel P. Domínguez
"Venezuela mostró la farsa que siempre fue Guaidó" Entrevista con Gleisi Hoffmann
Publicado 30 mayo 2020
·       0
Comentarios
·      

21031
Aumenta tamaño de Texto - Disminuye tamaño de Texto
"Gleisi Hoffmann es la primera presidenta mujer del mayor partido de izquierda de latinoamérica y el segundo mayor partido de izquierda del mundo: El Partido de los Trabajadores de Brasil. Fue Jefa de Gabinete durante el gobierno de Dilma Roussef y hoy en día es una referencia de figura femenina actuante en la política latinoamericana. En  entrevista, se posiciona sobre el lugar de la mujer en la política, sobre Venezuela y sobre la situación general en Brasil en medio de la crisis causada por la pandemia de Covid-19 durante el gobierno de ultra derecha de Jair Bolsonaro, entre otras cosas.”
"Solo tendremos una sociedad justa, igualitaria y democrática, cuando toda su población pueda participar en los procesos de toma de decisiones. Hoy, desafortunadamente, la política que decide los destinos del país está ocupada principalmente por hombres. Basta decir que aquí en la Cámara de Diputados de Brasil, de los 513 parlamentarios, solo 77 son mujeres ”, acusaba Gleisi Hoffmann en un video publicado en el canal de YouTube del partido de los trabajadores de Brasil. El 23 de abril de 2018, Gleisi Hoffmann, como presidenta del Partido de los Trabajadores, junto con la ex presidenta Dilma Rousseff, estaría presente en el lanzamiento del proyecto "Elas por Elas" (Ellas por Ellas), un proyecto diseñado por un grupo de mujeres dentro del partido y dirigido, entre otros por Gleisi.
Gleisi Hoffmann ya ha sido abogado, asesora en la Asamblea Legislativa de Paraná (ALEP), en el Ayuntamiento de Curitiba y en la Cámara de Diputados en el Congreso Nacional en Brasilia. Fue secretaria ejecutiva de gestión financiera en Mato Grosso do Sul, secretaria municipal de gestión pública en Londrina. En 1989, se unió al PT. En 2003 fue nombrada para el puesto de directora financiera en Itaipu Binacional, era la primera vez que una mujer ocupaba este cargo. Pronto fue elegida secretaria de estado del consejo de mujeres y miembro del directorio nacional del PT. En 2008, se convirtió en la primera mujer presidenta del PT en Paraná. En 2010, se convirtió en la primera senadora mujer elegida por el estado de Paraná. En 2011 fue nombrada jefa de gabinete durante el gobierno de la Presidenta Dilma Rousseff. En 2017, fue elegida por sus partidarios para liderar el bloque  del PT en el Senado. También en 2017, fue elegida la primera mujer presidenta del Partido de los Trabajadores, reelegida en 2019 y ocupando el cargo hasta hoy.
Con antecedentes católicos, tuvo grandes influencias de la teoría de la liberación, que también la llevó a formar parte de la militancia estudiantil, convirtiéndose en presidenta de la Unión Estatal de Estudiantes Secundarios de Paraná (UPES) y rapidamente Directora de la Unión Brasileña de Estudiantes Secundarios (UBES). Fué la primera vez que una mujer ocupó ese cargo. Desde sus inicios, Gleisi defiende la igualdad de las mujeres dentro.
1. Usted ha tenido una fuerte influencia de la teoría de la liberación y otras fuentes teológicas del cristianismo que promulgan la igualdad, la solidaridad, el amor y la fraternidad como mecanismos de construcción social. ¿Cómo ve a estos líderes evangelistas que apoyan un gobierno (el de Bolsonaro) que defiende los privilegios de clase, la acumulación de riqueza, el terrorismo institucional y la idolatría política?
GH Son tumbas encaladas. Limpio por fuera y podrido por dentro. Desafortunadamente, la historia de la humanidad está llena de seres así. El mismo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo denuncia esto: “Aquellos que predican algo que no creen y no practican”, de hecho, tuve mucha influencia de la teología de la liberación y las enseñanzas cristianas para experimentar las cosas desde la lógica de pobres, pueblos oprimidos y la necesidad de traer las enseñanzas de Cristo el Libertador. No de esta religión, no de esos preceptos que estas personas que hablan en nombre de Dios o principios cristianos predican o hacen. Estas son verdaderas tumbas encaladas.
2. Usted ya era Ministro Principal de la Casa Civil durante el gobierno de Dilma Rousseff, fue líder del banco del PT en el parlamento, hoy es el presidente nacional del partido. ¿Crees que se necesitan más mujeres líderes en política?
GH Sin duda, la representatividad de las mujeres está muy por debajo de lo que realmente son en la sociedad. Las mujeres son la mitad de la población. Y esa mitad de la población está subrepresentada en política y toma de decisiones. Por lo tanto, no hay democracia para sostenerse si esto persiste. Es por eso que es muy importante que las mujeres estén presentes en la política, en puestos de representación, en puestos ejecutivos, ayudando a decidir la dirección de la vida en el país. Mi pelea siempre ha sido por eso. El equilibrio es lo que necesitamos para fortalecer la democracia.
3. ¿Cómo podría alguien que alguna vez fue parlamentaria y parte del ejecutivo, describir el sexismo y el machismo detrás de escena de la política institucional brasileña? ¿Cuántas veces te has sentido asediada o disminuida por ser mujer en los pasillos de las instituciones gubernamentales?
GH   El machismo y el sexismo está todos sectores de la sociedad, no solo detrás de escena de la política. Quizás en política se manifieste de manera diferente porque es un espacio donde disputa el poder, y las mujeres siguen siendo una novedad, no son masivas, o al menos no representan lo que realmente son en la sociedad. Y a medida que se disputa el poder, y el juego se pone más duro, el machismo está velado. Es más fuerte en el sentido de tratar de anular a las mujeres, de no dejarlas hablar, de interrumpirlas, de no reconocer su competencia, de hacer chistes. El machismo se manifiesta principalmente por la forma masculina de hacer política, de ejercer el poder. y tomar decisiones.  Por eso es importante que las mujeres ingresen en gran número en la política, en puestos ejecutivos de toma de decisiones. Todavía estamos subrepresentadas. Es el menor número de mujeres lo que hace difícil enfrentar este estado de cosas que se perpetúan en el mundo de la disputa por el poder y la política. Creo que cuando las mujeres entren en este mundo en masa, o al menos representen lo que son en la sociedad, el 50% o mas de las personas, todo eso tenderá a cambiar. Creo que veremos cambios esenciales en el mundo a partir de ahí.
4. Su viaje a Venezuela, un país que es claramente el objetivo principal de la derecha en América Latina, para honrar la toma de asunción del presidente Maduro, fue ampliamente criticado, especialmente en los sectores conservadores. Pero también hubo críticas incluso dentro del campo progresista. Después de ver lo que sucedió en Bolivia, donde hubo un claro golpe de estado y hoy se practica la persecución ideológica e incluso el endo racismo, ¿cree que la izquierda tal vez pueda comprender mejor la actitud del gobierno bolivariano para proteger las conquistas sociales y los derechos institucionales de la ultraderecha en ese país?
GH Eso espero. De hecho, si toda la izquierda latinoamericana respetase lo que sucedió en Venezuela, que fue una elección legítima para un presidente (pudiendo estar de acuerdo con él 100% o no), sería un gran logro. Ahora, lo que tenemos en Venezuela es una conciencia y organización popular más allá del sistema democrático de elección. La gente allí se da cuenta de lo que es la lucha popular, la organización, la importancia de defender al país a pesar de todos los boicots, de las dificultades que enfrenta Venezuela, que es un país que aún necesita desarrollarse. Venezuela necesita mucho apoyo popular para fortalecer su economía, para mejorar sus condiciones. Hoy el país recibe ayuda de otros países. Creo que esto es importante. Y el hecho de que Venezuela resistió, mostró la farsa de Guaidó y tuvo movilización popular, lo que hizo que pudiera enfrentar el poder absurdo del imperialismo estadounidense. El pueblo venezolano ha demostrado que está siendo sometido y ha logrado establecer un proceso de paz en sus fronteras. Brasil, con su pequeñez política, nunca podrá enfrentar la organización que tiene el pueblo venezolano.
5. En un momento en que los datos de la pandemia de Covid-19 muestran cómo el virus tiene el mayor impacto en la población negra, como resultado del racismo estructural de la sociedad brasileña, ¿Cómo ve la pasividad de la Secretaría Nacional de Políticas para Promover la Igualdad Racial (Seppir)?
Esa secretaria hoy prácticamente no existe. Existía en los gobiernos de Lula y Dilma, que tenían un compromiso efectivo de tener una Secretaría para la promoción de la igualdad racial. Que hubo un trabajo de política pública estructurado para esto. Hoy la secretaría es más un adorno del gobierno, quizás más un órgano para ocupar cargos con el fin de satisfacer los intereses políticos del grupo bolsonaro. Pero, de hecho, no tiene poder ni acción política para cambiar efectivamente la vida de los negros en Brasil. Brasil entró en una fase fascista y racista. El pueblo negro en Brasil, que es el que vive en las periferias, está siendo sometido a un genocidio solapado.  Las políticas que conocíamos con Dilma y Lula fueron políticas extremadamente importantes, que cambiaron mucho la forma en que la sociedad brasileña se percibía a sí misma.
6. Hoy en día, se habla de interseccionalidad para entender que existen múltiples sistemas de opresión, y hay quienes sostienen que la lucha principal es la lucha de clases, es decir, las clases económicas,  y que esa interseccionalidad solo sirve para dividir el campo progresista. ¿Dónde te colocas en este debate?
Creo que la lucha económica es una de las más importantes, porque define la posición del individuo en la sociedad. El que tiene posesión, el que tiene dinero, el que gobierna, es el que puede oprimir. Por lo tanto, es una lucha importante, es una lucha por la supervivencia de las personas. El derecho y el acceso a la alimentación, el empleo y los ingresos. Pero es obvio que está vinculado a muchas otras luchas, que traen incluso a ciertas clases para mantener el poder económico, otras formas de opresión, por ejemplo, machismo, prejuicios contra las mujeres, sexismo. Proviene de la ideología del capitalismo, que es el patriarcado, que termina llegando a todos los sectores de la sociedad, que son diferentes de lo que el patriarcado considera normal, como correcto. Hombres blancos ricos que dirigen el sistema. Y quien no está dentro de este concepto se vuelve diferente, y lo diferente tiene que ser combatido. Pero la principal diferencia es que no tienen acceso a un mínimo de dignidad, de supervivencia. Por lo tanto, la lucha económica es importante. Pero cuando hacemos la lucha de clases desde una perspectiva económica, también alcanzamos la ideología que la respalda.
7. ¿Cuál es la posición del PT con respecto a una posible solicitud de juicio político del presidente Bolsonaro?
A favor del juicio político. Estamos a favor de cualquier posibilidad prevista en la constitución de la expulsión de Bolsonaro. Lo que estamos defendiendo y queremos agregar a este proceso, es que se elimina, su sucesión depende de la participación popular, es decir, por el voto del pueblo. Es por eso que estamos defendiendo una enmienda constitucional que convoca elecciones, o elecciones que se celebrarán 90 días después de la destitución del presidente de la república. Cualquiera sea el tipo de expulsión, lucharemos por esta enmienda constitucional. Pero ya no podemos tener acuerdos en la cima, donde la democracia efectiva y concreta que interesa a la gente, donde la democracia que da acceso a la dignidad de la vida, la comida, el trabajo, el empleo, los ingresos, no es efectiva. Lo queremos.
8. ¿Cómo ve el futuro de Brasil  después de la pandemia?
Lucho para que lleguemos al fin del neoliberalismo. El caso argentino nos abre una puerta de esperanza, para que volvamos a tener otro proyecto de desarrollo inclusivo que aborde la desigualdad, que mejore la vida de la gran mayoría de los brasileños.

LAS ALTERNATIVAS Y VARIABLES QUE SE PRESENTAN EN LA NUEVA NORMALIDAD


 

A LA ATENCIÓN DE FRANK
17.- LAS ALTERNATIVAS Y VARIABLES QUE SE PRESENTAN EN LA NUEVA NORMALIDAD; SEGÚN MI CRITERIO.
  images.jpg,marca


Mi comentario del día. Félix Sautié Mederos.

Vivimos en una época en la que convergen y se juntan algunas circunstancias complejas. Además, dos variables esenciales se mantienen presentes: la agresividad del Norte Revuelto y Brutal que nos desprecia y trata insistentemente de sojuzgarnos incluso de destruirnos por medio del hambre y la desesperación; y, la otra la voluntad de luchas de nuestro pueblo que no se rinde como variable esencial de subsistencia. Todo ello, se complica sensiblemente con el aumento de la agresividad imperialista encabezada por Mr. Trump en complicidad circunstancial con la acción encubierta del coronavirus Covid 19 que inmoviliza y mata en el mundo y en Cuba.
  
Sobrevivir y continuar avanzado, son las alternativas que tiene por delante nuestro pueblo y el Gobierno de las nuevas generaciones que preside Miguel Díaz Canel quien plantea y ejecuta, acciones audaces y novedosas frente a un pensamiento conservador, burocrático e importador. Así es que, en la “nueva normalidad”, que debemos asumir próximamente la economía será lo esencial para sobrevivir y desarrollarnos. En esas circunstancias, considero muy decisivo adoptar una concepción enunciada por Silvio Rodríguez, que marca quizás lo más esencial que se debate en el momento y que parafraseo con mi apoyo total:   que el Gobierno libere las fuerzas productivas y sepa hacer cómplice suyo a la gestión privada. Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos al pensamiento diferente sin querer ofender a nadie en particular.  

miércoles, 3 de junio de 2020

LA CHISPAS DE LAS BRIGADAS. MEDICAS CUBANAS

La chispa de las brigadas médicas cubanas
Por Hedelberto López Blanch

A lo largo de casi seis décadas, millones de personas de diferentes continentes se han beneficiado con la ayuda médica cubana.
Esa lucha por la salud y la vida en otras partes del mundo tuvo la chispa inicial el 23 de mayo de 1963, cuando salió desde Cuba hacia la recién liberada República de Argelia la primera brigada internacionalista cubana.
De sus 55 integrantes iniciales, que en total llegaron a 57 contando a otros dos jefes de brigada que rotaron en esa etapa y a un médico que se les integró, ya solo quedan vivos una decena. El tiempo pasa implacable por nuestras vidas y no ofrece perdón.
Por eso me resultó muy agradable localizar al doctor Pablo Resik Habid, quien fungió como jefe de esa primera brigada médica, aunque se incorporó unos meses más tarde, en enero de 1964, a solicitud del entonces ministro de Salud, José Ramón Machado Ventura.
Resik, que nació en Santa Clara el 21 de octubre de 1930, terminó la carrera de medicina en 1957, dos años antes del triunfo de la Revolución. Tras graduarse laboró como anestesiólogo en varios hospitales. Desde el triunfo de la Revolución se incorporó a trabajar en la organización de la Salud Pública, y cuando partió hacia Argelia era subdirector de Asistencia Médica de La Habana.
A pesar del largo tiempo transcurrido, Resik mantiene muy claros sus recuerdos de aquella epopeya, los que narra con soltura.
La situación de Cuba en 1963 no era muy halagüeña, explica, pues de los 6 000 médicos existentes antes de la Revolución, ya había emigrado la mitad, entre ellos muchos profesores de la única escuela de medicina. Se habían iniciado las agresiones militares, políticas y económicas de Estados Unidos contra la Isla y eran momentos difíciles. Pero la situación de Argelia era peor, pues tras zafarse de las cadenas del colonialismo, se quedó prácticamente sin médicos y con su economía desbaratada.
La decisión de Fidel y del gobierno fue genial, agrega, y demuestra la sensibilidad y la valentía política desde los inicios de la Revolución. Hoy, 57 años después, comprendo y valoro más estos principios.
Debo significar que aquella misión se estableció bajo el concepto de la voluntariedad, pues nadie fue presionado ni obligado a participar, concepto que ha primado en todas las misiones internacionalistas. Muchos más de los que fuimos estaban dispuestos a cumplir con la tarea.
La brigada se conformó sobre la base de las necesidades más urgentes planteadas por las autoridades argelinas. Fueron 54 compañeros, 42 hombres y 12 mujeres (posteriormente se integró uno más para hacer el cómputo de 55). O sea, 29 médicos de variadas especialidades; 14 enfermeros; 7 técnicos (RX, optometría, laboratorio, anestesia) y 4 estomatólogos.
Viajamos hacia Argelia en un antiguo avión Britania. Al frente iban el doctor José Ramón Machado Ventura, entonces ministro de Salud Pública, y el doctor Gerald Simon, quien era viceministro de ese organismo. Después de ubicar a los internacionalistas, Machado regresa y Simon permanece allá para acabar de asentar los coloboradores. Más tarde fue sustituido por el doctor Mario Escalona, ya fallecido, quien se mantuvo hasta enero de 1964, cuando yo viajo a Argelia en avión, vía Gander, y me hago cargo del destacamento. Esa primera misión regresa a mediados de 1964 y yo me quedo hasta agosto para ubicar a la segunda delegación.
Al preguntarle cómo evaluaría esa misión después de 57 años, inmediatamente responde: Siempre digo que dejamos atrás la gran patria: Cuba y la pequeña familia. Y allá formamos una pequeña patria, con todos los cubanos que estuvimos, y una enorme familia porque, constantemente, todos nos preocupábamos por todos.
La misión tuvo una profunda significación en cuatro aspectos. El humano: al dar esa ayuda con un sentido de fraternidad, de humanismo, comprender la necesidad que tenía ese pueblo y brindarle nuestro aporte desinteresado. A mí me dejó con una gran satisfacción interna, con la felicidad de dar, que es mucho mayor que la de recibir. El político: conociendo a Argelia y su situación, pudimos comprender en la práctica lo que fue el colonialismo para las grandes masas del pueblo argelino. El cultural: pues para muchos de los participantes resultó la primera salida al exterior, y aprendimos cosas en un medio muy diferente al nuestro, con un clima desértico, sahariano. Diferencias culturales relativas al idioma, la comida, costumbres, religión, hábitos. El científico: nos ayudó a completar nuestra formación profesional, pues trabajamos en un medio extraño, con tremendas dificultades, sin las posibilidades técnicas que teníamos en Cuba, y con enfermedades nuevas que no conocíamos.
Por eso, concluye Resik, aun me emociono mucho al  recordar  cómo lloraban los habitantes argelinos cuando regresaron los primeros integrantes de la brigada internacionalista.

EMPLEAR TODAS LAS RESERVAS EN LA PRODUCCION DE ALIMENTOS


To:you Details
16.- EMPLEAR TODAS LAS RESERVA...docx (23 KB)


A LA ATENCIÓN DE FRANK
16.- EMPLEAR TODAS LAS RESERVAS EN LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS, ES UNA DECISIÓN AUDAZ

descarga.jpg simbolo de agricultura


Mi comentario del día: EMPLEAR TODAS LAS RESERVAS EN LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS, ES UNA DECISIÓN AUDAZ QUE REQUIERE APOYOS DECIDIDOS Y PREMISAS BÁSICAS. FELIX SAUTIÉ MEDEROS
No me canso de significar que en los momentos críticos aparecen las grandes soluciones.  Pero esto realmente tiene impacto efectivo cuando los líderes populares son consecuentes con lo que hay que hacer y tienen la audacia de ejecutarlo; lo que requiere de un apoyo decidido y del cumplimiento de algunas premisas básicas ineludibles. Reconozco y apoyo en consecuencia, la audaz y valiente decisión de emplear todas las reservas en la producción de alimentos; anunciada por el Presidente Miguel Díaz Canel, durante el encuentro con gobernadores de las provincias y el intendente de la Isla de la Juventud, publicado en Cuba Debate con fecha 2 de junio 2020.
Con mi apoyo total, insisto en que son imprescindibles algunas premisas básicas para todo lo que se pretende realizar: derrotar a la burocracia especialmente en el acopio y distribución de las producciones problema endémico en la agricultura; así como al pensamiento conservador que traba todo lo nuevo que es audaz. Además de transformar lo que hemos estado haciendo al respecto; y especialmente liberar las fuerzas productivas de la agricultura sin excepciones onerosas. Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. 3 de junio 2020

lunes, 1 de junio de 2020

DECLARACIONES CON FILO DE SILVIO RODRIGUEZ

To:you Details Slideshow
12.Declaraciones con filo con ...docx (18 KB)


A LA ATENCIÓN DE FRANK


12, DECLARACIONES CON FILO DE SILVIO RODRÍGUEZ
Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Mi comentario del día. Félix Sautié Mederos
Poco a poco se está conformando un consenso básico al respecto de cómo deberá ser el desenvolvimiento socio económico del país durante la nueva normalidad a que estamos abocados. El  Presidente Miguel Díaz Canel día a día se consolida como abanderado de un nuevo proceder; y Silvio Rodríguez en una extensa entrevista que acaba de ser publicada en la WEB (http://www.cubadebate.cu/especiales/2020/05/29/silvio-rodriguez-los-paises-con-estados-fuertes-demostraron-estar-mas-preparados-para-la-pandemia/#.XtHW4DnB_cs) con motivo de su nuevo disco titulado DANZÓN PARA LA ESPERA, ha expresado un conjunto de declaraciones con filo, que apoyo plenamente entre las que se destaca lo que espera del Gobierno en la nueva normalidad y cito textual : “ Y que también con inteligencia libera las fuerzas productivas y sepa hacer cómplice suyo a la gestión privada” ; dejando en mi criterio colgado de la brocha al pensamiento  conservador…Dijo mucho más en un texto que considero esencial para el momento. Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. 30 de mayo 2020



1 Attached Images

MIREN PARA SU PATRON QUE LES PAGA


A la atención de Frank


13.- CON DÍAZ CANEL, NO; MIREN PARA SU PATRÓN QUE LES PAGA.

aldo-cruces-580x290

Mi comentario del día. Félix Sautié Mederos

Estamos ante una triste realidad que día a día aparece en las redes sociales, de quienes apoyan al Bloqueo y al memorando de abril de 1960 de Lester Mallory que le da base desde sus inicios y que plantea “provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno”.

El Presidente Miguel Díaz Canel en su intervención del 24 de mayo 2020 planteó incentivar la producción interna y orientó rescatar producciones que antes se hacían, como los jugos naturales y los derivados de la caña de azúcar”; a partir de lo cual los tarifados a sueldo han creado un barraje de ataques, tergiversaciones y burlas que dice mucho de su bajeza moral. Por mi parte les respondo a todos: Con Díaz Canel NO, pues nunca ha propuesto inyectarse desinfectantes para curar el Covid 19; en cambio, miren para Mr. Trump quien es su verdadero patrón que les paga y no sean tan desentendidos. 31 de mayo 2020



 Reply  Reply All  Forward

VIAJE AL CIGARRILLO

APUNTES DEL CARTULARIO

Viaje al cigarrillo

Ciro Bianchi Ross

Las bondades del tabaco cubano hicieron que se le reconociese como el
mejor del mundo y ese reconocimiento situó a nuestro impar producto en
la meta de todo buen fumador.
    En un comienzo existieron solo dos tipos de tabacos. Los llamados de
“regalía”, de mayor calidad y alto precio, y los del “millar común”,
inferiores y baratos. La reorganización de la industria hizo que, a
partir de 1827, los productores prestaran mayor atención a los tabacos
de “regalía”.  Se registraron las primeras marcas para amparar el
producto y empezó a prestarse especial atención al habano destinado a
la exportación. Surgieron marcas como Partagás, H Upmann, La Corona,
Por Larrañaga, El Fígaro, La Reforma, La Africana… Hasta entonces solo
existía el tabaco parejo con la perilla torcida en forma de cola de
cerdo. Se le llamaba de “rabo de cochino”. Esa forma de hacer
subsistió hasta 1845. La sustituyó la perilla llamada de “ojo de
perdiz”, redonda y pegada con almidón, primero, luego con engrudo de
harina y finalmente con goma tragacanto.
    La competencia entre las marcas y los caprichos de los fumadores
propiciaron el surgimiento de distintos tipos de vitolas. Al
extenderse por el mundo el hábito del tabaco, las preferencias
establecieron modalidades diversas para su consumo. El rapé y la pipa
predominaron en los primeros tiempos. Más tarde, el tabaco torcido.
Hubo momentos en que estuvo muy en boga la costumbre de masticar las
hojas, bien en su estado natural o en forma de rollos o tabletas
llamadas andullo, que no era otra cosa que hojas de tabaco prensadas a
la que se añadía alguna que otra sustancia. Sería el cigarrillo el
último hijo del tabaco en hacer su aparición.
    El cigarrillo debuta en Cuba como una industria casera. Estaba en
manos de porteros, esclavos, reclusos y soldados que lo confeccionaban
en sus horas libres y lo vendían luego.
    En los comienzos de esta industria en La Habana, se mueve, entre la
leyenda y la realidad, un personaje conocido como Pito Díaz. Había
nacido en México y estableció una casa de cambio de monedas en la
calle de la Cuna, nombre que se daba a Muralla en el tramo comprendido
entre Oficios y Mercaderes. Frente a su establecimiento situó Pito una
gran paila en la que, con zumo de limón y otros ingredientes, limpiaba
monedas de oro, haciéndolas relucientes y más atractivas. Entre sus
clientes figuraban no pocos cosecheros de tabaco, que cambiaban por
oro las monedas de plata que recibían en pago de sus transacciones. No
se sabe cómo un buen día, sin abandonar la casa de cambio, Pito
extendió su negocio a la fabricación de cigarrillos. Y en eso estuvo
hasta que desapareció; había enloquecido totalmente.
    José Mendoza siguió el negocio de Pito Díaz. Lo respaldaba su sólida
posición económica y estableció una fábrica en la calle Obrapía.
Entonces los cigarrillos se transportaban en canastas hasta los
lugares de expendio. Mendoza dio un giro a su distribución. Empezó a
valerse para ello de carros de tracción animal, lo que le permitía que
sus producciones alcanzaran los pueblos limítrofes de la capital.
    José García y su esposa, propietarios de otra fábrica, hicieron
posteriormente un aporte importante al mercado de los cigarrillos.
Dotaron a los comerciantes al por menor de vidrieras o estanquillos
para la venta del producto. Elaboraba el matrimonio en su fábrica,
situada primero en el Pescante del Morro y luego en la calle Obispo,
cigarrillos de diversos tipos que, según su conformación, se
denominaban largos, cortos, gordos y finos.
Es José Morejón, propietario de La Lealtad, fábrica de tabacos y
cigarrillos que terminó dando nombre a una calle habanera, quien
introduce el lujo en la presentación de sus producciones y utiliza por
primera vez las cajetillas impresas.
    Sería, sin embargo, Luis Susini quien revolucionaría la industria del
cigarrillo en Cuba al introducir la máquina de vapor en su fábrica La
Honradez, establecida en la calle Cuba esquina a Sol. Iniciativa que
le permitió una producción diaria superior a los dos millones y medio
de unidades.
    En 1840 existían en La Habana varias fábricas de cigarrillos, anexas
en su mayoría a fábricas de tabaco. Un siglo después funcionaban en el
país 26 fábricas, que daban empleo a casi 2 500 obreros, de los cuales
más de 860 eran mujeres. En 1951 se produjeron en la Isla 512 400 000
cajetillas de 16 cigarrillos cada una. Y se exportaron 1 240 000.
Siempre la del cigarrillo ha sido una industria abastecedora del
consumo doméstico. No tiene ese producto en el mercado extranjero la
demanda que favorece al tabaco, manufacturado o en rama.
   


--
Ciro Bianchi Ross
 Reply  Reply All  Forward

UNA TRAVESURA DE SUMNER WELLES

Una travesura de Sumner Welles
Ciro Bianchi Ross

El embajador Benjamín Sumner Welles había desmontado ya su casa en el
reparto Barandilla y en el Hotel Nacional de Cuba esperaba el momento
de regresar a Washington y reasumir el cargo de secretario de Estado
adjunto que desempeñaba en el momento de su nombramiento en La Habana.
Podía sentirse satisfecho del cumplimiento de la misión que le había
confiado en la Isla el presidente Roosevelt.  El 12 de agosto de 1933,
tras ocho años de dictadura, el general Gerardo Machado había huido
del país, pero la revolución no llegaba al poder. Una hábil maniobra
diplomática que permitió a Welles sentar a la mesa de negociaciones al
gobierno y a la oposición conservadora, concluyó con el arribo a la
presidencia de Carlos Manuel de Céspedes, una figura anodina que fue
embajador y canciller de Machado. Duraría poco tiempo en el cargo;
solo 23 días pues el 4 de septiembre del propio año era defenestrado
por un golpe militar que hizo emerger a la palestra pública a un
sargento llamado Batista y rompió la tela de araña injerencista tejida
por el embajador.
    El 6 de septiembre el depuesto jefe del Ejército, coronel Julio
Sanguily, se aloja en el Hotel Nacional. Acaba de ser sometido a una
delicada intervención quirúrgica y no encuentra ya en su casa la
tranquilidad que exige su convalecencia. Belisario Hernández, un
sargento ascendido a capitán y convertido en ayudante del coronel
Batista, lo importuna hasta el cansancio, molesta a los que acuden a
visitarlo y lo priva del automóvil y de la ayudantía a los que su
antiguo cargo le daba derecho.  Es entonces que su hijo, July
Sanguily, médico del Hotel Nacional, estima que lo más oportuno es que
su padre se instale en ese establecimiento hotelero.
    Los oficiales, privados de sus mandos, pero no de sus grados, al
enterarse de la estancia de Sanguily en el hotel, comienzan a
concentrarse en el lobby. Se dice que fue el embajador norteamericano
el de la idea de que se alojaran allí, pero eso no ha podido
comprobarse. El caso es que aquellos cuatrocientos hombres que
buscaron refugio en la instalación, convirtieron el Nacional en un
cuartel, con cuerpo de guardia, una oficina de información y otra para
avisos al exterior. El orden del día se colocaba en la pizarra del
lobby y así se daba cuenta de quienes serían los oficiales superiores
de guardia y quienes los que asumirían el servicio en la planta
principal, las terrazas, las azoteas, el almacén… Una guardia especial
vigilaba las reservas de agua…
Portan los oficiales sus armas cortas. Dispondrían además de
veintiséis fusiles Springfield con cincuenta tiros cada uno. Con
ametralladoras de mano se resguardarían el lobby y la entrada de
servicio de la calle P.  Se cree que las armas largas fueron
introducidas por familiares o amigos de los oficiales, antes de que
los soldados cerraran el cerco completo en torno al hotel, pero
algunos son de la opinión de que fueron introducidas por funcionarios
de la embajada norteamericana a los que, al igual que a las mujeres,
nunca se les negó el acceso. Entre los albergados figuraban los
miembros de los equipos de tiro del Ejército y la Marina.
    Los oficiales, sin embargo, no las tienen todas consigo. Robert P.
Taylor, el gerente del hotel, no los quiere porque no sabe si podrán
pagar la estancia. Le aseguran que sí lo harán ya que entre los más
solventes se hizo una ponina. Taylor insiste con su jefe, el
presidente de la Manhattan Plaza Hotel Co., que tiene al Nacional bajo
contrato de administración. Le dicen que no se preocupe porque todo
pasará rápido. El presidente Grau renunciará y Céspedes, que el 4 de
septiembre salió de Palacio sin renunciar, se reintegrará a la
presidencia.  Entones los oficiales abandonarían el hotel...
No quieren los empleados del Nacional servir a los oficiales y deberán
estos asumir la limpieza y la cocina. Los alimentos disponibles, cada
vez más escasos, obligan al paso del tiempo a una sola comida diaria.
No hay teléfono y se teme que en el momento menos esperado el gobierno
cumpla su promesa de cortar el agua y la luz, mientras que la amenaza
del asalto al hotel, lo que ocurrirá al fin el 2 de octubre, pende
sobre sus cabezas como una espada de Damocles.
Sumner Welles no esperará a tanto.  El Nacional ha dejado de ser un
sitio plácido y agradable. Ya no es, sobre todo, un sitio seguro. Hace
de prisa su equipaje y se instala en el Hotel Presidente, en Calzada
esquina a G, también en el Vedado.  El general Machado lo inauguró el
28 de diciembre de 1928 cuando abrió su puerta principal con una llave
de oro. Es allí donde se desarrolla esta historia.
EMBAJADOR A BORDO
Miles de personas se congregaron en el Malecón aquel domingo 7 de mayo
de 1933 para aguardar la entrada del vapor Petén. En el mástil de la
embarcación, con todos los honores, tremolaba la bandera de «embajador
a bordo». En efecto, en aquella nave roja y blanca, propiedad de la
United Fruit, llegaba a La Habana Benjamín Sumner Welles, el hombre
que creyó tener en su cartera el destino de Cuba. El jueves 11
presentaría sus cartas credenciales. Ese día, la guardia presidencial,
en sus caballos negros que realzaban las refulgentes corazas de acero
y los penachos de amarillo intenso, abría paso al coche del embajador
por la Avenida de las Misiones. En el Palacio Presidencial, el general
Gerardo Machado lo aguardaba en el fastuoso Salón de los Espejos.
    Lo evocaba el periodista Enrique de la Osa: «Le llamaron el mediador.
En realidad, enviado del presiente Franklin Delano Roosevelt para
imponer su voluntad en la pugna política entre el tirano Machado y la
oposición. No logó su objetivo: una inesperada y espontánea huelga
nacional, a la par que una sublevación militar, frustró la gestión
“mediacionista”. Pero Welles insistió. Impuso al inocuo Carlos Manuel
de Céspedes, que fue desplazado por el golpe del 4 de septiembre,
apoyado por el Directorio Estudiantil Universitario. Grau San Martín
devenía jefe del Estado y el mediador en conspirador.  Fracasado en su
maniobra anticubana era reemplazado por Caffery, no sin que fuera
declarado oficialmente «persona no grata”».
    En una carta histórica, escribía Grau al presidente Roosevelt: «Que
gentes extrañas se inmiscuyan en nuestros asuntos internos es cosa que
rechaza mi entrañable cubanía».
A LOS DOS CARRILLOS
En el Presidente, el diplomático norteamericano fue víctima de un
chantaje. Tenía 42 años de edad entonces, dos matrimonios y dos hijos
de su primera relación.  Una mañana, cuando salía de su habitación en
el séptimo piso, uno de los carpeteros le cortó el paso. «Embajador,
le dijo, tengo algo para usted» y le entregó un sobre que contenía
ocho ampliaciones fotográficas. Habían logrado fotografiarlo en su
propia habitación en compañía de dos o tres apuestos muchachos, todos
desnudos y en actitudes comprometedoras. Welles revisó las fotos. Hizo
primero una mueca y enseguida comenzó a morderse el labio inferior.
Dijo el chantajista que valían 500 dólares. Regresó el diplomático a
su habitación, que tenía ventanas hacia la calle Calzada, y volvió con
el dinero. Abandonaría el hotel. Pidió que le enviaran un bell boy
para que sacara el equipaje. Subió Peter y bajó las maletas.  Regresó
enseguida a hacer la habitación que quedaba libre. Sacó sábanas y
toallas sucias; botellas vacías, y vasos, platos y cubiertos usados.
Josefina Yánez, una adolescente que cuidaba al hijo de un matrimonio
norteamericano que se alojaba en el mismo piso, que lo veía trajinar,
pidió al bell boy que le regalara algunas de las piezas del juego de
cubiertos. Primorosos, de plata, con el monograma del hotel grabado en
el mango. Lo hizo el muchacho y ella, luego de guardarlos durante
setenta años, los obsequió al escribidor, que los conserva.
    Fue en julio de 2002 cuando entrevisté a Josefina Yáñez en su casa
del reparto Jesús del Monte, detrás de la iglesia de la localidad.
Había trabajado como telefonista durante casi cuatro décadas en la
Quinta de Dependientes —Hospital Diez de Octubre. Tenía entonces 85
años de edad y una lucidez aplastante. (Ver: JR, 28/7/2002).
    Aunque el escribidor conoce el nombre del chantajista, hermano de un
eminente dermatólogo y profesor universitario, prefiere guardar
silencio al respecto.  Sabe que esta historia no tiene cómo
fundamentarse.
El lector debe tener presente, sin embargo, que ya entonces se contaba
en Washington que Welles, cuando se emborrachaba, solía extralimitarse
con otros hombres y llegar incluso, si le daban entrada, a una
relación casual con ellos.
La bomba estalló en 1940 cuando Welles era ya subsecretario de
Estado. Regresaba en tren a Washington desde Alabama en compañía de
figuras importantes de la política norteamericana cuando, pasado de
tragos, se propasó con varios mozos del ferrocarril. El comentario
llegó a la Casa Blanca. El presidente Roosevelt pensó que se trataba
de una maniobra política y pidió a Hoover, director del FBI, que
también guardaba su esqueleto en el closet, que investigara al
personaje. La investigación calzó la veracidad de las acusaciones,
pero la cosa quedó en el aire porque, a causa de la grave enfermedad
del secretario de Estado, Welles actuaba como el ministro en
propiedad.
    Mal cariz tomó el asunto cuando los enemigos de Welles filtraron a la
prensa el relato del incidente del tren y el resultado de la
investigación del FBI. Roosevelt, que era intransigente con los
homosexuales, prefirió en este caso proteger a su amigo y consejero.
La presión lo obligó a pedirle la renuncia, el 16 de agosto de 1943.
Con el paso de los años, Benjamín Sumner Welles publicó un libro, Hora
de decisión, y, aislado y enfermo, sufrió problemas de alcoholismo. En
1952 casó por tercera vez. Murió en Nueva Jersey, en septiembre de
1961. Por disposición testamentaria su papelería no puede ser
consultada.
   


--
Ciro Bianchi Ross